Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

El aislamiento de tu furgo es una de las cosas más importantes para garantizar un buen confort tanto en climas cálidos como en las excursiones a la montaña en pleno invierno.

Cuando te metes en un proyecto como este, camperizar tu propia furgo, ya sabes que la inversión será de 4 cifras, y en función de como quieras equiparla, te puedes acercar a las 5 cifras (te lo digo por experiencia).

Hay gente que cuando hace el presupuesto ve que la cosa se dispara y empieza a recortar en materiales. 

Pensar que el aislamiento es algo en lo que se puede escatimar para ajustar el presupuesto, para mi, es un grave error.

Puedes ahorrarte 100 euros pero lo vas a notar cada día que salgas con tu furgo a disfrutar de la naturaleza.

Más frío en invierno y más calor en verano, tu mismo 😉

furgoneta frio calor

El aislamiento es casi lo primero que tienes que instalar en tu furgo. 

Una vez equipes muebles y accesorios ya no hay vuelta atrás, por ahorrarte unos cuantos euros tendrás un aislamiento que no te convence para siempre, a menos que quieras volver a desmontarlo todo, que lo dudo.

Mi consejo, utiliza los mejores aislantes, ganarás en confort y en dos días ya te habrá compensado la inversión 🙂 

1. ¿Porqué aislar la furgo?

Porque te permitirá mantener una temperatura más adecuada tanto en lugares fríos como cálidos. 

Además en función del aislante que utilices también conseguirás tener un buen aislamiento acústico.

No hay estudios (o al menos yo no los he encontrado) sobre aislamiento para furgonetas, pero si que hay opiniones de profesionales del sector y de gente con años de experiencia en el mundo camper sobre cómo aislar una furgoneta.

Sobre aislamiento en construcción de viviendas hay mucha información, estudios en los que aportan datos sobre cada tipo de aislante y cómo usarlos.

Combinando estas dos fuentes y tras darle muchas vueltas, saqué mis conclusiones para camperizar mi furgoneta, y hoy lo comparto contigo 😉

Como todo en esta vida, el tema del aislamiento es relativo. 

Si tu intención es camperizar tu furgo y usarla en climas tropicales dónde la temperatura rara vez baja de los 15 grados pero si que suele subir por encima de los 30, enfocarás todo el proceso de aislamiento para este tipo de clima. 

Te centrarás en evitar en la medida de lo posible que tu furgo sea un horno cuando quieras entrar a cocinar, a echar la siesta o a leer un rato.

Evidentemente será distinto que si vas a usar tu furgo en climas fríos dónde las temperaturas caen por debajo de los 0 grados. 

En este caso aparecerán otros problemas como será la condensación por el contacto de aire caliente con la chapa fría y la mayor preocupación, conseguir que el calor que se genera dentro de la furgo tarde más tiempo en salir al exterior.

Has de tener claro, bien claro, que aislar no significa calentar o enfriar. 

Mucha gente confunde estos conceptos. 

Cuando aislas un habitáculo no provocas que si hace mucho frío fuera, el aislamiento genere calor en el interior.

No es así.

viñeta no

Lo que consigues con el aislamiento, siguiendo con el ejemplo de lugares dónde hace frío, es que el calor que desprenden las personas que hay en el interior de la furgo, el fuego cuando cocinas o la calefacción estacionaria, tarde más tiempo en salir al exterior.

Un ejemplo claro son las neveras domésticas. Son máquinas capaces de generar el frío (mediante un motor) necesario para mantener el interior a unos 4 grados. 

Para ahorrar energía y por tanto ser más eficientes, los ingenieros que las desarrollan utilizan los mejores aislantes y tratan de optimizar su capacidad para retener el frío y aislarlas de su entorno.

Si haces la prueba con una nevera vacía, la enciendes hasta que llegue a la temperatura marcada, 4 grados por ejemplo. Pones un termómetro dentro. La apagas y cierras la puerta. Pasadas 24 horas vuelves a abrir y miras el termómetro. Seguro que ya no está a 4 grados, habrá subido unos cuantos grados, pero aún estará por debajo de la temperatura exterior. Esto es gracias al aislante.

aislante frigorifico

Si en vez de esperar 24 horas para comprobar la temperatura esperas 1 mes, cuando abras la puerta verás como la temperatura dentro de la nevera es la misma a la temperatura exterior, ya que el aislante hizo durante un tiempo su trabajo, pero no es milagroso, tiene fugas por las que entra el calor y sale el frío.

Si esto lo aplicamos a una furgoneta, teniendo en cuenta que tiene muchísimos más puntos por los que entrará el calor en verano y el frío en invierno, entenderemos que el aislamiento es una forma de conservar una temperatura algo más agradable

Para ello necesitas que en invierno haya una fuente que genere calor en el interior, y en verano te preocupes de poner la furgo a la sombra y que haya una correcta ventilación.

Durante los meses más fríos es cuando aparece uno de los mayores rompecabezas a la hora de aislar. 

La condensación

En función del aislante o aislantes que utilices puedes llegar a evitarla o provocar que la chapa de tu furgo se oxide lentamente por la acumulación de agua en puntos concretos.

Esto no interesa. 

Voy a explicar algunos conceptos claves para entender mejor que es la condensación, porqué sucede y cómo evitarla.

1.1. El vapor de agua y la condensación

Como nos enseñaron hace ya unos años en el colegio, en el aire hay humedad. 

Esta humedad o vapor de agua especialmente en espacios cerrados puede llegar a acumularse y producir condensación. 

condensación furgoneta camper

La condensación reduce la capacidad aislante de según que materiales, pudiendo llegar a estropearlos y en el peor de los casos, acumularse provocando óxidos en la chapa. 

Al producirse entre la chapa y el panelado es muy difícil de detectar, siendo visible cuando el problema es grave y ya se aprecia desde el exterior, cuando el óxido se ha comido parte de la chapa.

 

1.2. ¿Porqué se producen condensaciones?

El aire es capaz de contener cierta cantidad de agua en forma de vapor, cuanto mayor es la temperatura del aire, más cantidad de agua puede contener. 

Por la noche la temperatura baja. Si esta temperatura cae por debajo de los 10 grados (aproximadamente) llega a la temperatura de rocío, el aire no puede contener tanto vapor de agua y este se condensa. 

Es lo que ocurre en la luna del coche o la furgoneta cuando vas por la mañana a arrancar y tiene los cristales empañados.

Aplicado a la zona de vivienda de la furgo, supone que si mantienes el interior caliente mediante cualquier fuente de calor (calor corporal, hornillo de gas o la calefacción) el aire estará por encima de esta temperatura de rocío por lo que no se producirá condensación. 

El problema viene en todos aquellos puntos que están en contacto directo con el exterior donde la temperatura es inferior a 10 grados. En una furgoneta es toda la chapa y las ventanas.

El cristal y la chapa son muy buenos conductores térmicos, por lo que la temperatura exterior con la que están en contacto constante será más o menos la temperatura que tendrán también estos materiales en el interior. 

Esto provoca que haya una fina capa de aire en torno a la chapa y a las ventanas en el interior de la furgo que estará constantemente en invierno por debajo de la temperatura de rocío, aunque tengamos puesta la calefacción y la temperatura en el interior de la furgo sea de 20 ó 25 grados. 

condensacion chapa

Ahí es dónde se producirá la condensación, y esto es lo que tienes que evitar a toda costa.

El vapor de agua atraviesa casi todos los materiales aislantes. Es por esto que para evitar condensaciones es clave usar materiales que lleguen a aislar completamente la chapa del vapor de agua y así evitarlas.

Esto se conoce como barrera de vapor. Debe ser un material 100% impermeable.

Su objetivo es evitar que el vapor contenido en el aire caliente llegue a entrar en contacto directo con superficies frías para que no se condense.

 

1.3. Puentes térmicos

Esto son todos aquellos puntos por los que se pierde más calor que la media del habitáculo.

Son superficies que no se han aislado correctamente ya sea por despiste o por la dificultad que implica aislarlos correctamente.

Los marcos de las puertas suelen ser puentes térmicos en la mayoría de las furgos, ya que por su forma y el paso de la guía en la puerta lateral son especialmente difíciles de aislar.

Puestos a hablar de puentes térmicos no puedo pasar por alto las ventanas, sin duda los puntos por donde más calor suelen perder la mayoría de las furgonetas.

Aquí puedes ver un ejemplo de puente térmico en construcción de viviendas. 

Al llevar doble cristal reducen este problema. 

puente térmico furgoneta

En las furgos el cristal suele ser simple, por lo que deberás usar aislamientos reflexivos de quita y pon para tratar de combatir este problema energético.

De ahí el debate, una furgoneta totalmente acristalada, con muchas ventanas de serie en la zona de vivienda…

¿hasta que punto conviene invertir mucho dinero y tiempo en aislarla con los mejores materiales cuando gran parte del calor se va a perder por estos puentes térmicos? 

Ahí lo dejo.

 

1.4. Resistencia térmica

Último concepto antes de meterme con los tipos de aislantes, quiero explicar brevemente como se calcula la resistencia térmica de un material. Para ello basta con saber la conductividad térmica y el grosor del aislante.

La conductividad térmica es la capacidad que tiene un material para transferir la el calor o el frío. En te caso te interesa que no no sea un buen transmisor, sino todo lo contrario.

Suele venir indicaba por el fabricante en el propio producto.

einstein pizarra

Si te gusta lo que estás leyendo, compártelo en redes sociales 😉   ¡GRACIAS!

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

Resistencia térmica (R) = grosor del material (en metros) / conductividad térmica (λ)

Lo aplico a 4 de los 5 materiales aislantes que te voy a presentar un poco más abajo, para un grosor de 20 milímetros (0,02 metros) en cada caso

Caucho elastomérico (Kaiflex)    R = 0,02 / 0,038          R = 0,53

Poliestireno extruido     R = 0,02 * 0,036          R = 0,55

Espuma de poliuretano     R = 0,02 * 0,024          R = 0,83

Lana de roca     R = 0,02 * 0,038          R = 0,53

Estos valores hacen de estos materiales los mejores para aislamiento de vehículos. Son los preferidos por la mayoría de furgoneteros para aislar sus casas con ruedas.

 

2. Requisitos que debe tener el aislamiento 

Hay muchos tipos de aislamiento, se podría llegar a decir que casi cualquier material aísla. 

Para considerarlo como buen aislante para tu furgo debería reunir estas características:

Aislamiento térmico. El cartón, el corcho, el plástico, la tela, la lana… hasta el salchichón o el queso aíslan. Pero lo que buscas son materiales duraderos que tengan una buena capacidad aislante (cuanto mayor mejor). 

Cada material tiene tiene una conductividad térmica, lo que combinándolo con su espesor nos dará la resistencia térmica. Este es el valor que voy a utilizar un poco más abajo para comparar la eficacia de los distintos aislantes en una furgoneta.

Aislamiento acústico. Si además de ser un buen aislante térmico tiene propiedades que lo hacen ser un buen aislante acústico mejor que mejor. En general siempre es más interesante el tema de la temperatura que el sonido a la hora de aislar la furgoneta, pero es otro factor a tener en cuenta.

Facilidad de instalación. Algunos aislantes requieren unas condiciones en su instalación que los hace muy efectivos en viviendas, pero muy difíciles de aplicar en tu furgo. 

Un ejemplo son aquellos que precisan una cámara de aire de 3/4 centímetros por ambos lados, en general los aislantes reflexivos. Esto reduciría muchísimo el espacio útil dentro de la furgo, además de resultar muy complicado crear esa cámara de aire por la forma irregular de la chapa.

Flexibilidad del material. El aislante que utilices te facilitará muchísimo este proceso si es un material flexible. 

Continuidad en la instalación. Es muy importante que el aislante tenga continuidad, es decir, que no haya espacios o huecos que provoquen puentes térmicos por donde se escape el calor y pueda entrar el aire caliente en contacto con la chapa fría, lo que provocaría condensaciones. 

Dejar los nervios de la furgoneta sin aislar provoca puentes térmicos. Toda la chapa que se vea dentro de la furgo es un puente térmico.

También es conveniente que no haya espacio entre el aislante y la chapa para evitar que se formen cámaras de aire que puedan dar lugar a condensación.

Barrera de vapor. Debe ser 100% impermeable al vaporEs fundamental que el aislante sea impermeable al vapor o que lleve una barrera de vapor. En caso de que el aislante que decidas poner no lleve barrera de vapor, deberás añadirla tu mismo.

3. Tipos de aislamiento

Como he comentado casi cualquier material puede llegar a tener propiedades aislantes. 

Centraré mi atención en los que debido a su resistencia térmica se usan más frecuentemente para camperizar furgonetas. 

También haré un breve repaso por los aislantes reflexivos, que tan de moda se han puesto últimamente en este mundillo

Tu tienes que tomar la decisión sobre que aislante usar en base a tu presupuesto y necesidades 🙂

3.1. Espuma elastomérica de celda cerrada (Kaiflex, Armaflex)

Este aislante se empezó a comercializar para instalación de circuitos de calefacción y aire acondicionado, debido a su resistencia térmica y su facilidad de uso, ya que es autoadhesivo y flexible, pudiéndose adaptar a cualquier rincón.

kaiflex furgoneta camper

Desde hace ya unos años irrumpió en el mundo camper para quedarse. Todos los profesionales del sector que conozco lo utilizan para aislar las furgonetas de sus clientes. 

Yo también lo utilizo 😉

Es un buen ailamiento térmico y acústico. Al ser de celda cerrada evita el paso del vapor de agua, ejerciendo como barrera de vapor y evitando la condensación.

Para su aplicación hay que limpiar muy bien todo el área con acetona para que el adhesivo quede bien fijado y aumentar su durabilidad.

Cuidado ya que el autoadhesivo es tan fuerte que una vez se pega para rectificar tendrás que arrancar, quedando bastante deteriorada la espuma.

kaiflex 20mm furgoneta

Debido a la facilidad en su instalación y a lo citado anteriormente es bajo mi punto de vista el mejor aislante para poner en toda la furgo. 

El único problema que tiene es su precio, siendo el aislante más caro de todos los que se usan para aislar furgonetas.

Habitualmente se suele trabajar con Kaiflex de 10 milímetros y kaiflex de 20 milímetros. Lógicamente a mayor grosor incrementa el coste.

Hay más grosores pero estos son los que se usan habitualmente en furgos.

Si vas a viajar a lugares fríos, sin dudarlo pondría en toda la furgo el de 20mm, por el tema del aislamiento térmico, pero también de las condensaciones. 

He leído en un par de ocasiones que si hace mucho frío en el exterior, el de 10mm al estar pegado a la chapa puede estar suficientemente frío como para que se genere condensación en su superficie. 

Con el de 20mm es mucho más complicado que suceda debido a su grosor sumado a su baja conductividad térmica.

Te dejo un video dónde los compañeros de Uro-Camper hacen una prueba sobre su conductividad térmica aplicando calor con una pistola de aire caliente.

 

Ventajas:

  • Buen aislamiento térmico
  • Buen aislamiento acústico
  • Ejerce como barrera de vapor
  • Autoadhesivo
  • Flexible para llegar a cada rincón
  • Facilidad de montaje
  • Es ignífugo

Desventajas:

  • Precio

 

3.2. Poliestireno extruido (XPS)

También conocido como placas XPS, este aislante es uno de los recursos más usados en construcción para el aislamiento de viviendas, debido principalmente a su resistencia, su capacidad como aislante tanto térmico como acústico, es autoextinguible en caso de incendios y muy fácil de instalar.

Es un buen aislante, pero yo solo lo recomiendo para el suelo, por ser una superficie plana

 

poliestinerno extruido suelo furgoneta

Es un material que aguanta muy bien el peso sin deformarse, perfecto para el suelo de la furgo que llevará cerca de 1000 kilos repartidos en una superficie, en mi caso, de unos 6m2. 

Además soporta muy bien los cambios climáticos, evitando así que se pudra garantizando una excelente durabilidad.

Es un material muy fácil de trabajar y no requiere mantenimiento

Con un cutter, marcando con boli previamente la zona que quieres cortar, podrás hacer cortes limpios para conseguir la forma que necesitas y adaptarlo a zonas más complicadas como el paso de rueda.

Suele ser machihembrado, lo que facilita la tarea de juntar los paneles para dejar una superficie lisa.

No es barrera de vapor, pero tiene muy buena resistencia a la filtración del agua, a diferencia de otro poliestireno, de la misma familia, pero con distintas prestaciones, el poliestireno expandido. 

Cuidado, ¡no los confundas! 😉

Te dejo un vídeo en el que se ve la diferencia de resistencia de uno y otro

El poliestireno expandido o poliespan, es lo que suelen usar en embalajes formado por bolitas blancas, seguro que lo conoces. Este material no se recomienda para camperizaciones debido a que se deforma fácilmente con el peso, su menor capacidad aislante y su escasa resistencia al agua.

diferencia poliestireno expandido y extruido

El poliestireno extruido es probablemente el mejor aislante relación calidad/facilidad de uso/precio del mercado, siempre que lo vayas a utilizar en superficies planas, ya que las placas son totalmente rígidas.

En la furgo solo hay una superficie plana. Por este motivo yo solo lo usé en el suelo. 

He visto gente que lo usa en paredes y techo. El problema es que aunque cortes piezas pequeñas para tratar de tapar el máximo de chapa, quedarán cámaras de aire entre el aislante y la chapa donde el aire caliente en contacto con la chapa fría provocará condensaciones. Sin contar con lo complicado que es fijar estas placas rígidas a la curvatura que tiene toda la chapa de la furgo en paredes y techo.

Si lo que vas a camperizar es un camión de caja cuadrada… yo no me lo pensaba, poliestireno extruido en paredes, techo y suelo 😉

Puedes encontrar placas de este material de diferentes grosores en cualquier centro de bricolaje.

El más estrecho que encontré yo fue de 30mm, según como andes de espacio en la furgo, teniendo en cuenta que aún meterás unos 15mm de tablero y 5mm de parqué. 

Enseguida te vas a 50mm de aislante en el suelo que, en función de lo alta que sea tu furgo y lo alto que seas tú, puede ser o no una buena opción.

Ventajas:

  • Buen aislamiento térmico
  • Buen aislamiento acústico
  • Facilidad de montaje
  • Es autoextinguible
  • Durabilidad
  • Precio

Desventajas:

  • No es barrera de vapor (pero tiene una alta resistencia)
  • Dificultad de instalación en superficies irregulares

 

3.3. Espuma de poliuretano de baja expansión

Otro aislante siempre presente en construcción de viviendas y en el mundo camper desde tiempos inmemoriales.

Espuma de Poliuretano

En cuanto a sus cualidades, es un buen aislante tanto acústico como térmico, con una muy buena resistencia térmica, relativamente fácil de aplicar. 

Es impermeable al agua pero no lo es al vapor de agua, por lo que no se considera barrera de vapor.

Por seguridad, para su aplicación debes guantes, gafas y mascarilla, según recomiendan los fabricantes.

Probablemente es el aislante con el que más fácil llegarás a rincones inaccesibles.

Este aislante también lo apliqué en mi furgo, pero solo en puntos que era imposible llegar de otro modo, los nervios. Siempre aplicando poca cantidad, controlando la expansión, y en caso de necesitar más volver a aplicar.

aislamiento furgoneta camper

De momento todo parece genial, además es bastante económico… entonces, ¿cuál es el problema?

Ahora voy con lo que hace que profesionales y usuarios del sector camper no lo recomienden, o en caso de usarlo, siempre con mucha precaución.

El poliuretano al aplicarlo con la pistola se expande, aumenta mucho su tamaño, pudiendo llegar en caso de no tener más espacio para expandirse a deformar la chapa de la furgoneta. Por esto si te animas a usarlo, compra siempre de baja expansión.

Otra razón de peso para no llenar todo el habitáculo con espuma de poliuretano es que es inflamable y de combustión lenta, es decir, justo lo contrario a lo que se recomienda en espacios cerrados pequeños, materiales ignífugos para en caso de incendio que estos paren o retrasen el fuego.

Te dejo otro experimento de Uro-Camper sobre este tema en el que compara 3 de los materiales aislantes citados anteriormente.

En caso de golpe con la furgo, una reparación de chapa en un vehículo aislado con espuma de poliuretano dificulta muchísimo la reparación, pudiendo verse incrementado el precio de la reparación y en casos extremos, conozco casos de gente que el chapista le ha dicho que no puede/quiere hacer la reparación, que busque otro taller.

Como conclusión, en caso de usar este aislante yo lo haría única y exclusivamente en lugares inaccesibles y de manera muy controlada.

Ventajas:

  • Buen aislamiento térmico
  • Buen aislamiento acústico
  • Llegar a puntos inaccesibles
  • Durabilidad
  • Impermeabilidad

Desventajas:

  • Altamente inflamable
  • Dificulta reparación de chapa en caso de golpe
  • Complicaciones en caso de aplicación no controlada
  • Toxicidad
 

3.4. Lana de roca

Te presento otro de los aislantes más usados en construcción, antes muy común en el mundo camper, pero cada vez menos usado para aislar furgonetas.

La lana de roca son fibras extraidas de roca volcánica, por tanto es un producto natural.

lana de roca paredes furgoneta

Es un buen aislante térmico y acústico, con una muy buena resistencia térmica. Al ser flexible es fácil de trabajar y se adapta a cada rincón de la furgoneta.

Las microfibras que lo componen se desprenden fácilmente durante su manipulación, quedan suspendidas en el aire y pueden llegar a los pulmones si no usas mascarilla. No te recomiendo que estés mucho tiempo expuesto a estas fibras, pueden dañar seriamente tus pulmones.

Para su manipulación se recomienda el uso de guantes, gafas y mascarilla, a poder ser en un lugar abierto.

Son como esponjas, por lo que si se produce condensación, el agua la irá absorbiendo el aislante. Al estar en zonas poco ventiladas el agua se ira acumulando, haciendo que el aislante pierda gran parte de su capacidad aislante. 

lana de roca detalle

El agua acumulada por la fuerza de la gravedad irá hacia abajo, acabando en las partes más bajas donde el aislante esté en contacto con la chapa. 

Esto a la larga provocará óxido que solo vas a apreciar cuando sea visible por fuera, es decir, cuando se haya comido la chapa.

Si piensas usar este aislante para tu furgo, deberás empaquetar cada panel de lana de roca formando una barrera de vapor, que impida la salida de fibras al exterior y la entrada de agua o vapor al interior para evitar que pierda propiedades aislantes.

En cuanto a precio, es más barato que el Kaiflex, pero más difícil de instalar.

Yo me llegué a plantear usarlo ya que un amigo me regaló ya que tenía mucho en casa. Finalmente tras mucho leer me decanté por Kaiflex en paredes y techo, poliuretano extruido en el suelo y espuma de poliuretano en los nervios.

Ventajas:

  • Buen aislamiento térmico
  • Buen aislamiento acústico
  • Llegar a puntos inaccesibles
  • Durabilidad
  • Es ignífuga

Desventajas:

  • Desprende micro fibras
  • Pierde propiedades aislantes si se moja
  • Requiere barrera de vapor
  • Puede llegar a oxidar la chapa si se moja

 

3.5. Aislante reflexivo

Hablar de aislante reflexivo es muy genérico, ya que existen muchos tipos. Voy a hablar de sus propiedades generales, y un poco más en concreto del que utilicé yo.

También se usa en construcción, pero menos que los anteriores, es para usos más concretos.

aislante reflexivo furgoneta

L a parte más complicada al usar este tipo de aislante es su instalación, ya que todo deben tener al menos 2 centímetros (suele ser más) de separación con el siguiente material a ambos lados, para formar dos cámaras de aire

Al interponer este elemento entre dos cámaras de aire se consigue una solución térmica eficaz, ya que evita el paso del calor por sus tres formas de transmisión: radiación, conducción y convección.

En caso de no seguir las indicaciones del fabricante en el montaje, podría perder casi todas sus propiedades.

Si te gusta lo que estás leyendo, compártelo en redes sociales 😉   ¡GRACIAS!

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp
aislante reflexivo detalle

Yo lo usé principalmente como barrera de vapor, la última capa de aislante antes del panelado de madera. Traté de respetar en la medida de lo posible la separación para crear las cámaras de aire, pero resulta realmente complicado en una furgoneta.

Para que mantenga sus propiedades debes sellar todas las juntas con cinta de aluminio, para evitar que haya fugas de aire, romper la continuidad del aislante y que deje de ser barrera de vapor.

Ventajas:

  • Excelente barrera de vapor
  • Alta capacidad aislante si se usa como es debido
Desventajas:
 
  • Dificultad para conseguir una correcta instalación
  • Pérdida de propiedades si no se instala bien
 

3.6. Aislante para ventanas

De nada sirve tener la furgo super aislada, que aquello parezca una bunker anti bombas, si tienes ventanas por las que perderás calor en invierno y entrará el calor en verano.

aislamiento ventana camper

Aquí tienes dos opciones, comprar los aislantes de ventana concretos para tu furgo, que los podrás encontrar aquí, o como hice yo, con el aislante reflexivo que me sobró fabriqué los aislantes. Compré unas ventosas en Amazon y me ahorré unos cuantos euros.

Si los quieres hacer tu mismo, tendrás que comprar el aislante reflexivo que quieras usar, unas cuantas ventosas, y a darle a la imaginación. Es sencillo y te ahorrarás unos buenos euros.

Material necesario:

Coge medidas de la ventana, dibuja en el aislante la forma de la ventana, corta con tijeras y pon las ventosas en las cuatro esquinas. Si la ventana es grande te recomiendo poner dos ventosas más en puntos intermedios.

Como tenía aislante de sobra yo lo hice doble, es decir, pegué dos láminas de aislante para tener, en principio, un doble efecto aislante.

Fácil y para todos los públicos 🙂

 

4. Mi proceso de aislamiento 

Bueno, pues después de soltar todo el rollo sobre los aislantes, puentes térmicos, condensaciones, invierno, verano… te cuento mi experiencia personal a la hora de aislar.

4.1. Material necesario

Materiales que usé para el proceso de aislamiento:

Esto es relativo, es el material que usé yo para aislar mi furgo. Si vas a seguir el mismo sistema con esto tendrás todo lo necesario.

4.2. Cómo aislar paredes y techo

Lo primero que aislé fue paredes y techo, para ello usé Kaiflex de 20mm. 

En total usé unos 20m2 para aislar paredes y techo

Como ya he comentado más arriba, considero que es el mejor aislante debido a su resistencia térmica y su facilidad de instalación. También es el más caro.

kaiflex pared furgoneta

Es muy sencillo el proceso, ya que tras haber limpiado toda la chapa a fondo con acetona, solo debes cortar los trozos que necesites para encajarlos en los huecos que dejan los nervios de la furgo entre sí.

Es fundamental medir bien y cortar un par de centímetros extras ya que al ser flexible lo podrás encajar para no dejar apenas huecos.

Una vez tienes las piezas cortadas, quitas el papel de la cara adhesiva y lo pegas. Sencillo 😉

Cuando haga contacto con la chapa si quieres rectificar la única opción que tienes es arrancar, así que intenta ser cuidadoso en el proceso.

Cuando hayas puesto los bloques grandes de Kaiflex, puedes ir más al detalle utilizando trozos más pequeños para tapar toda la chapa que sea posible.

Para las zonas curvas o esquinas con difícil acceso tendrás que hacer una especie de tetris (dale al play y desconecta un poco va 😎 )

kaiflex esquinas furgoneta

Vaya recuerdos, mi primera Game Boy con ese juego… bueno va, sigo 

El proceso es sencillo. 

Medir, cortar y pegar.

El resultado final después de hacer este proceso para paredes y techo es el siguiente

furgoneta aislamiento kaiflex

En las puertas y tras los pasos de ruedas, zonas bastante inaccesibles, pude cortar trozos de kaiflex y gracias a su elasticidad y ser autoadhesivo llegar a cada rincón.

Los pasos de rueda quedaron perfectamente aislados, adaptándose perfectamente el aislante a sus formas curvas.

Como ves en el lado derecho puse kaiflex en una sola pieza, dando continuidad al aislamiento en ese tramo. La pega es que pierdes 20 milímetros de anchura al poner aislante sobre los nervios, y quedan cámaras de aire en las zonas próximas a los nervios (condensación).

Creo que es mejor sistema que hacerlo por bloques, pero decidí hacer mediante este sistema el resto de la furgoneta para tener fácil acceso a los nervios y facilitar en los siguientes pasos panelar y fijar los muebles.

Más adelante pondré el reflexivo tapando todo el habitáculo, por lo que no quedará nada de chapa al descubierto. 

Lo siguiente que aislé fue el suelo.

4.3. Cómo aislar el suelo 

Antes de nada, con la distribución ya clara, puse varios listones de madera anclados al suelo en las zonas donde más adelante van fijados cada uno de los muebles que voy a instalar (cama, cocina, sofa…).

Para aislar esta superficie plana, pensé que el aislante más adecuado por sus propiedades era el poliestireno extruido (al principio del post tienes toda la info). 

Usé el de 30mm, el más estrecho que encontré en centros de bricolaje, perfecto según mis cálculos para tener espacio suficiente para estar de pie en la furgo después de meter todo el aislante de suelo y techo.

poliestireno extruido suelo camper

Fue tan sencillo como medir el espacio entre listones, e ir haciendo bloques que encajan a la perfección. 

Para cortar el poliestireno marcas con un boli sobre el propio aislante y con un cutter se corta muy fácil y rápido.

poliestireno extruido furgoneta

Como las planchas no ajustaban al espacio entre listones corté trozos más pequeños para rellenar los espacios que quedaban al aire.

Al ser machihembrado resulta muy fácil unir las piezas.

proceso aislamiento furgoneta

Para tapar las uniones entre los trozos de poliestireno usé Sikaflex, quedando todo uniforme y sellado.

Finalmente todo el suelo estaba cubierto con el aislante 😀

aislante furgoneta

Lo siguiente para rematar el aislante del suelo, fue poner en toda la superficie tablero de contrachapado marino de 15mm.

Elegí este tablero aconsejado por un profesional del sector, ya que por su composición es muy resistente al paso del tiempo, al agua y es bastante ligero.

Compré dos tableros en un centro de bricolaje.

Para transportarlos necesitarás tu furgo, pero vigila, ya que si has echo modificaciones como ventanas o claraboyas y te para la policía, si te quieren buscar las cosquillas te la pueden liar y bien, por llevar un vehículo no homologado.

transporte tableros camper

Usé los tableros viejos que traía la furgo para proteger el suelo como plantilla. 

Estaban hechos una mierda, pero cumplieron con su última misión. 

Con la plantilla ya hecha en los tableros nuevos los corté justo a la medida necesaria para cubrir toda la furgo.

cortando suelo

Una vez cortados ambos tableros a la medida del suelo, procedí a ponerlos en la furgo.

Para ello puse Sikaflex sobre el aislante, para que al poner los tableros con su propio peso queden pegados para siempre 🙂

pegar tablero furgoneta

Lo primero que hice fue marcar sobre la madera dónde estaban los listones, para tener la referencia más adelante y poder fijar los muebles a los listones atravesando los tableros de contrachapado.

Piensa que en este paso los listones ya quedan totalmente escondidos bajo los tableros.

marcas listones suelo

Aunque era ya más que suficiente, decidí meter unos cuantos tornillos para fijar los tableros a los listones. 

No creo que fuese necesario, pero de este modo me aseguro que los tableros queden para siempre al mismo nivel, ya que la larga la madera tiene tendencia a combar un poco.

Ahí va el resultado final.

aislamiento terminado

Para acabar con el aislamiento, metí espuma de poliuretano en los nervios. Creo que es la mejor forma de aislar estos huecos a muy difícil acceso.

Utiliza siempre la de baja expansión. Aplica un poco, espera a que se expanda y vuelve a aplicar si es necesario.

Si te pasas puedes deformar la chapa.

El material que rebose, una vez seco, con un cutter lo podrás retirar con mucha facilidad

espuma poliuretano nervios

Para rematar la jugada, hice unos embellecedores para los paso de rueda con la madera sobrante de los tableros del suelo.

Aquí puedes ver el antes y después 😉

interior furgoneta vacia
aislamiento acabado

Lo siguiente, forrar paredes y techo con aislante reflexivo de burbujas

El objetivo era que hubiese continuidad en esta capa de aislante, ya que la usé principalmente para tener una buena barrera de vapor.

Su instalación en este caso (sin respetar del todo los centímetros de cámara de aire) fue sencilla. Cortar trozos de aislante e ir uniéndolos con cinta de aluminio.

Como puedes ver en la siguiente foto, a falta de sellar algunos puntos, ya va cogiendo forma de nave espacial XD

aislamiento reflexivo furgo

Se ve en esta foto que ya empecé a panelar una puerta 🙄 Las ansias por ver como quedaría la madera me pudieron… 

En el artículo sobre panelado de la furgo pronto explicaré cómo hice el siguiente paso de la camperización, forrar toda la furgo con madera. 

aislante reflexivo furgoneta

Terminé de sellar todo el aislante reflexivo en toda la furgo. En esta foto aun está a medias.

Recuerda que es importante que esté todo unido, para evitar que pase el aire y tener una buena barrera de vapor.

No tengo fotos de este paso 100% acabado, pero ya te puedes imaginar el resultado. Tendré que camperizar otra furgo pronto para conseguir fotos mejores y más detalladas 8-).

Si has llegado hasta aquí habrás pasado un buen rato leyendo sobre aislamiento, tipos, como aplicarlo etc… espero que te haya quedado claro. 

¿Tienes cualquier duda? no dudes en dejar un comentario aquí abajo o contactarme por mail o Instagram.

Si te ha gustado el contenido, la forma de agradecerme el «ratillo» que me he pasado redactando este post es invitarme a una birra. Si no estamos cerca la dejamos pendiente.

De momento puedes compartirlo en redes sociales con tus amigos, así me ayudas a acercarme a uno de mis sueños, ganarme la vida haciendo lo que realmente me gusta 😉

Si te gusta lo que estás leyendo, compártelo en redes sociales 😉   ¡GRACIAS!

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on telegram
Share on whatsapp

Espero que te haya servido de ayuda 🙂

Nos vemos en la carretera!

Javi Uli

Javi Uli

Un día decidí que quería vivir cada minuto de mi vida. Sentir la libertad.
Dejé el trabajo. Me compre una furgoneta. La campericé.
Soy un nómada digital. Soy dueño de mi vida.

Yo mismo

¡Por cierto!

Te dejo unos cuantos artículos relacionados que no te puedes perder 😉

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of